Cómo ser una líder en un espacio dominado por hombres

Viernes, 8 de Febrero de 2019 (hace 10 meses)
Cómo ser una líder en un espacio dominado por hombres

En un espacio dominado por hombres, hay muchas cosas que podrían parecer obstáculos. Sin embargo, enfocarse en esto no nos ayudará a sobre salir. Si cambiamos nuestra visión hacia las oportunidades, entonces podremos destacar por nuestras diferencias.


Para ser una efectiva líder femenina debes aprovecharte de los individuos y las situaciones de una manera no agresiva, es decir, con la perspectiva de ayudar y ser servicial.


Demostrar que tienes la capacidad de hacer las cosas correctamente puede distinguirte entre los demás e incluso hacer que las personas te sigan.

Demuestra tu capacidad

Los humanos somos personas muy complejas y ser una líder implica tener la capacidad de entender a los demás y poder tomar decisiones que otros estén dispuestos a adoptar.


Llegar a esa posición no es nada fácil y una clave para lograrlo es ayudar a los demás demostrando tu capacidad.


Como ejemplo te cuento el caso de Decie Austin, una ingeniera química de profesión y actualmente vicepresidenta de gestión de proyectos en Exxon Mobil, una empresa petrolera en Estados Unidos.


Cuando Decie era una joven ingeniera recién egresada sufría de muchas burlas por parte de sus compañeros. Estando en su segundo lugar de trabajo, se encontró con personas que querían probar su capacidad a tal grado que ya estaba considerando si debería seguir ahí pero, ante tal situación, decidió hablar con algunos de sus compañeros e identificó un proyecto que ellos habían intentado hacer por cerca de 5 años y que no habían sido capaces de consolidarlo. Entonces, se dió a la tarea de diseñar una actualización, hizo una propuesta para aplicar el mantenimiento y fue aprobada. Trabajó con sus compañeros y el proyecto estaba en ejecución a los 6 meses.


Después de aplicar esa estrategia ¿Qué crees que pasó? Se ganó el respeto de los demás y progresó como una líder.


Cómo ser una líder en un espacio dominado por hombres


Construye confianza pero sin rebasar los límites


En un espacio dominado por hombres, el lenguaje puede ser un poco desagradable para una mujer. Debes aprender a no ofenderte tan fácilmente y, si quieres ganarte su confianza, debes permitirles que sean ellos mismos a tu alrededor sin olvidar que hay una línea que no debe ser cruzada.


La mayoría de los hombres no tienen la intención de mostrar faltas de respeto y tampoco de cruzar más allá de límites. La clave está en encontrar un equilibrio, aprende a separar lo personal de lo profesional.


Experiencia y respeto


Cuando llegas a un lugar de trabajo nuevo, habrá personas que tienen mucho más tiempo que tú en la empresa y, sin conocerte, por naturaleza humana harán un prejuicio de quién eres. Si quieres adaptarte y sobresalir en un futuro, debes de respetar su lugar y ganarte su respeto.


Lisa Engel, ingeniera mecánica y vicepresidente de Marketing en Emerson Commercial & Residential Solutions, cuenta que cuando tenía “veintitantos” (ya en su tercer empleo) era responsable del diseño y desarrollo de un dispositivo electromecánico:


Un día, con confianza se metió al laboratorio para probar un diseño. El técnico del laboratorio, quien podría haber sido su papá, un veterano con 20 años de experiencia, al verla le dijo “He tenido que soportar a muchos jóvenes como tú, ingenieros sabelotodos, pero ahora tú ¿Una mujer?”, ese comentario la tomó por sorpresa y se quedó sin palabras. Y por si fuera poco, él dibujó una línea en el piso y Lisa tenía que respetarlo. Sin molestarlo, ella se dedicó a hacer su trabajo hasta la media noche, le pidió su opinión y no se dió por vencida hasta resolver el problema. Después de ese día, mejoró exitosamente su relación laboral. Incluso en su jubilación, él le dijo a Lisa que disfrutó de trabajar con ella y le comentó “Eres muy inteligente, incluso aunque seas una mujer”.


Al final, el técnico permitió a Lisa cruzar la línea y esta relación profesional trascendió generaciones y estereotipos.


Si no crees en ti misma ¿Quién va a creer en ti? Puede que se nos presente una oportunidad y no nos sintamos capaces de liderar, pero tienes que darte a la tarea de buscar una razón para que la gente te siga y demostrar tu capacidad.



Aprovecha las oportunidades


¿Quién dice que no podemos agregar un poco de estrógeno al trabajo para nuestro beneficio? Primero que nada, sé tú misma, las personas apreciamos a personas reales y no a impostores. Segundo, demuestra cuánto valor aportas a los resultados. Y tercero, debemos echar un vistazo a algunos rasgos femeninos para diferenciarnos.


Ser ingeniera no significa dejar de ser una mujer. Por ejemplo, si eres buena cocinando, puedes aprovechar esta habilidad para mejorar tus relaciones profesionales y dar algún detalle como muestra de agradecimiento. Esos detalles tan personalizados sin duda, ayudan a mejorar nuestras relaciones interpersonales.


Construye un equipo diverso


Generaciones actuales y futuras de ingenieras e ingenieros pueden hacer un cambio profesional en el panorama de la ingeniería tras entender verdaderamente porque es beneficioso tener equipos diversos. No sólo diversos en términos de hombres y mujeres, también diversos en términos de conocimientos, estudios o etnias, sólo por mencionar algunos. Estudios han demostrado que equipos diversos pueden superan a equipos de individuos con “mentes iguales”.


Necesitamos educarnos sin estereotipos. Cuando tengamos un mundo dónde las personas entiendan las necesidades de otros y se ayuden unas a las otras, entonces comenzaremos a ver líderes en todos los niveles de todas las diferentes formas de vida.


No te aisles


Una vez en una mesa redonda de ingenieras, alguien dijo que su carrera fue difícil porque nunca pudo ser “uno de los chicos” y tuvo que buscar amigos de otras áreas para no estar sola.


El punto aquí es que tienes entender que no eres un centro de atención. Muchas veces sin saberlo, nos aislamos a nosotras mismas. Esta persona optó por buscar almorzar con amigos de otras áreas pero también tenía la opción de intentar acercarse y conocer a algunos de sus compañeros en un ambiente diferente.


No te aísles a ti misma, mantén el sentido del humor y sobre todo, trabaja duro. Y ojo, tampoco es que pretendas estar interesada. No trates de encajar completamente y enfócate en el trabajo.


Incluso con un título universitario, no lo sabes todo


A Ruth Jones, ingeniera física jefa del Centro Marshall de Vuelo Espacial de la NASA, en una ocasión, en su primer día de trabajo un tipo le dijo que ya que tenía un grado de posgrado le respondiera una pregunta. Fue un momento incómodo para ella porque no tenía la respuesta e incluso pensó que si no fuera mujer no la hubieran puesto en esta situación. Pero, dejando a un lado estas ideas, su respuesta fue “no lo sé incluso aunque tenga un titulo de posgrado“.


Ese valor de decir las cosas hizo que se posicionara como una líder. Y es que no se quedó ahí, ella tuvo que dejar muy claro que necesitamos educarnos constantemente, incluso teniendo el más alto grado de estudios, porque nunca lo sabrás todo.


Cómo ser una líder en un espacio dominado por hombres


La importancia de abogar por ti misma


Uno debe entender cómo se define el éxito para cada rol y concentrarse en eso sin olvidar que como líderes debemos tomar un rol adicional: defensora.


Hay personas que pueden promover tus habilidades con otros y comprometerte. Debes de hablar y defenderte, eso ayudará a que tu voz sea escuchada. Saber decir "no" o, por el contrario, aceptar nuevos retos puede ser crítico para tu éxito.


Anticipate


Tanto si eres una profesionista o estudiante, cuando te prepares para una reunión, un encuentro o una clase, tómate un tiempo para investigar y tener herramientas para fortalecer tu marca personal.


Anticiparte te dará la oportunidad de dominar cualquier situación o mínimo tener recursos para desenvolverte de una manera más efectiva.


Conclusión


La clave son los resultados, no tu genero. Y esa filosofía aplica para la escuela y espacio de trabajo. Mostrar resultados te hará ganar el respeto de los demás y te llevará al éxito.


Y es cierto, los resultados son importantes pero también lo es el cómo los obtienes, especialmente si aspiras a ser una líder.


No será fácil cuando tengas que trabajar con diferentes personalidades, diferentes opiniones o estilos de trabajo. La colaboración e inclusión son importantes para llegar a un común acuerdo y dar los resultados esperados por todos.


Cuando te enfocas en la colaboración y en lograr lo mejor posible, se rompen las barreras.


No olvides tomar el crédito de tu éxito y no te preocupes por los errores. Todos somos humanos y todos cometemos errores. Lo importante es que te asegures de aprender de tus errores.


La ingeniería es una disciplina con una curva de aprendizaje empinada. Al ser ingeniera, eres capaz de cumplir con tareas rigurosas y desafiantes.


No tengas miedo de salir de tu zona de confort al tomar una nueva responsabilidad aprende constantemente nuevas herramientas y adquiere nuevas habilidades.


Como una líder ingeniera, algunas veces te sentirás incapacitada, pero recuerda: Las oportunidades son para aprender y crecer.


Para una mujer ingeniera es importante reconocer que hay diferencias entre un hombre y una mujer. Esas diferencias no significan que tienes la necesidad de cambiar para ser más hombre.


Sin embargo, necesitas entender las diferencias y el lenguaje para poder hacer una comunicación más efectiva y liderar un espacio de trabajo dominado por hombres.


Al igual que trabajar en el extranjero, debes entender las diferentes costumbres y respetar la cultura.


No seas de las mujeres que se comunican de una manera que resulta irrespetuosa para los hombres, porque sin darte cuenta terminarás con tu credibilidad y poniendo en duda tu capacidad.


Es importante entender claramente cómo estás siendo percibida, obtén retroalimentación regularmente tanto de hombres y mujeres de tu espacio de trabajo.


Estar dispuesta a asumir nuevos desafíos, impulsar la ejecución y mostrar confianza son atributos importantes para su capacidad de liderar y ser considerado un líder.


Trata a todos con respeto, porque construir y mantener las relaciones humanas son la clave para moldear tu futuro como una gran líder.


¿Qué tal tu experiencia en tu espacio de trabajo o la escuela? ¿Te sentiste familiarizada? Cuéntanos tu historia en los comentarios.




Si quieres conocer más historias de ingenieras que han logrado convertirse en inspiración para otras más te recomiendo leer el libro Be That Engineer: Inspiration and Insight from Accomplished Women Engineers (Puedes obtenerlo aquí).


Este libro está integrado por historias reales de ingenieras exitosas asociadas a la Society of Women Engineers (SWE) y para mi fue inspiración para compartirte esta publicación.


¡Hasta pronto! 


Mujer Ingeniera