5 consejos para que te vaya bien en la universidad futura ingeniera

Lunes, 3 de Junio de 2019 (hace 6 meses)
5 consejos para que te vaya bien en la universidad futura ingeniera

El cambio de la preparatoria o bachillerato hacia la universidad, sí se siente. Te lo digo yo, que llegué a un Instituto Tecnológico con un excelente promedio académico, amando las matemáticas desde niña y en el primer semestre de ingeniería me tocó reprobar un examen por primera vez en mi vida.


Sin duda, mi educación primaria, secundaria y preparatoria fueron etapas de mi vida donde adquirí mucho conocimiento, donde aprendí que al ser responsable, trabajar con dedicación y dar un poquito más de lo que se pedía, era posible obtener los 10’s perfectos. 


Cuando menos lo esperé, ya era el día de iniciar con mi ingeniería, yo estudié en el Instituto Tecnológico de La Paz en México, la carrera de Ingeniería en Sistemas Computacionales.


Estando ya en el curso de inducción, donde el Director del  Instituto da la bienvenida a todos los  estudiantes de nuevo ingreso, yo estaba convencida de que mi formula de dedicación + responsabilidad + extra  = 10 iba a funcionar, pero ¡Oh sorpresa! Esta fórmula no es compatible con estudiar una ingeniería.


Las variables de mi fórmula se incrementaron, en esta etapa también se involucran variables como tu estilo de vida, tu vida social, las noches de desvelo y todo tipo de profesor con el que te puedes encontrar.


Creo que me sentía demasiado confiada al ingresar a la universidad, sentía las matemáticas en la sangre pero realmente no tenía idea de todo lo que me esperaba.


Me estresaba muchísimo, hasta mi cabello se empezó a caer, mi grupo estaba en constante competencia y eso era muy cansado, no había bromas en el salón, no había amigas con quién platicar, solo trabajo, mucho trabajo, 200 ejercicios de matemáticas de un día para otro, ir todos los días a la biblioteca, mal pasarme mis horas de comida y en veces hasta me iba a llorar al baño de mujeres, pero a pesar de todo siempre estuve segura de algo: “Yo lo iba a lograr”.


En ese punto entendí una de las primeras y mejores lecciones de la ingeniería: Tu calificación no definirá la capacidad que tienes.


Puedes sacar un 70 y ser la mejor,  puedes sacar un 100 pero lamentablemente no haber aprendido nada. Lo más importante es aprender y adquirir la capacidad de resolver problemas y semestre con semestre perfeccionarla con lo poco o mucho que te aporten las materias.


Fue cuestión de decisión, sacrificio y enfoque en lo que quería lograr. Tienes que aprender las nuevas reglas del juego y saber jugar con ellas. 


Hoy, 2 años después de egresar, soy Ingeniera y me siento muy orgullosa de serlo. Egresé con el mejor promedio de toda la generación y obtuve una mención honorífica, mas de lo que imaginé en aquel primer semestre donde descubrí como es realmente el proceso de convertirte en mujer ingeniera.


Tengo 5 consejos que espero te puedan servir tanto como a mi para alcanzar tus objetivos y convertirte en la mejor ingeniera:

  1. No “pases” las materias, aprende.  De nada sirve acreditar una materia si no haz aprendido nada. Conocí a personas que se la pasaron copiando toda la carrera y descargando todo de Internet. Ahora son ingenieros pero no ejercen su profesión ¿Por qué será?

  2. Descarga tus temarios. ¡Ingeniera prevenida vale por dos! Si es posible 15 días antes de iniciar el semestre, descárgate el temario de todas las materias, ahí verás que es lo que puedes aprender de la materia pero sobre todo qué es lo que necesitarás y lo puedes ir investigando. Llegarás preparada a clases y eso refleja mucho de ti, demuestra el compromiso que tienes contigo misma de ser la mejor.

  3. Siéntate hasta adelante. Sentarse en la primera fila te ayudará a no tener distracciones y a escuchar mejor al maestro. Me tocó sentarme en algunas ocasiones hasta atrás por llegar tarde y quedarme dormida ¡Me arrepentí mucho de eso! Lo bueno es que ahora ya sólo es una historia.

  4. Repasa tus apuntes todos los días. Nunca faltará un examen sorpresa o que al día siguiente la clase suba de nivel y si no entendiste lo de la clase anterior ¡Te perderás!

  5. Pregunta cualquier cosa que te haga dudar. No tengas miedo ni vergüenza por sentirte ignorante o incapaz de entender. En la carrera te encontrarás con cosas muy complejas pero es posible entenderlo. Empieza desde lo más básico y poco a poco incrementa el nivel de dificultad.

Para finalizar con el artículo de hoy, te dejaré un consejo de oro:

Siempre que tengas la oportunidad da un poco más de lo que te piden, agrega algo extra a ese proyecto, que nada te limite porque al final de la universidad no quedaran maestros ni compañeros ni exámenes, quedarás tú, tu título en la mano y las capacidades que tienes que demostrar que posees. 

Así que mientras puedas, da lo mejor de ti, esfuérzate y ama tu carrera porque al final la única beneficiada serás tú.

¡Mucho éxito futura ingeniera! Y si ya eres una ingeniera, platícame tu historia ¿Cómo fue para ti estudiar ingeniería? 

Espero sus comentarios ¡Hasta pronto colegas!