Ingeniera mexicana “producto de la escuela pública” fue seleccionada para cursar su posgrado en Inglaterra

Sábado, 21 de Septiembre de 2019 (hace 1 mes)
Ingeniera mexicana “producto de la escuela pública” fue seleccionada para cursar su posgrado en Inglaterra

En la foto Andrew Fleming gerente de reclutamiento internacional de la Universidad de Sheffield, en medio Corin Robertson embajadora británica en México y la ingeniera mexicana Graciela Vázquez García.


Fotografía de Mary Vázquez, El Siglo de Torreón.

 

Cuando se quiere, se puede. Es verdad que no es “noticia” el hecho de que aún teniendo recursos limitados es posible llegar a obtener becas para estudiar en el extranjero, pero realmente ¿Qué tan lejos vemos esta posibilidad?

 

En nuestra sociedad existen muchas dudas, inseguridades y desinformación sobre las oportunidades que existen para continuar con nuestra preparación profesional. Por ello, resulta relevante dar a conocer casos como el de Graciela para darnos cuenta de que, con dedicación y esfuerzo, es posible llegar tan lejos como queremos.

 

María Graciela Vázquez García, una ingeniera mecánica egresada en 2014 del Instituto Tecnológico de La Laguna que logró obtener una beca para estudiar la Maestría en Materiales Aeroespaciales en la Universidad de Sheffield en Inglaterra.

 

Es originaria de Torreón, ciudad perteneciente al estado de Coahuila en México y estudió su educación primaria, secundaria y preparatoria en escuelas públicas de México.

 

Graciela recuerda que quería estudiar Ingeniería en Metales, pero la carrera la ofrecía una universidad privada y como la economía en casa no le permitía aspirar a ingresar ahí, ni tampoco viajar a otro estado para acudir a una universidad pública que tuviera esa especialidad, optó por estudiar mecánica en el IT de la Laguna y, como nos pasa a muchas, al final terminó enamorándose de la carrera.

 

 

Yo soy producto de la escuela pública y a veces se tiene una perspectiva negativa de la educación pública, pero un profesor me dijo que yo tenía que aprender con el maestro, sin maestro y a pesar del maestro; tiene mucho poder las ganas que tú tienes para hacerlo y lograr tus metas.

María Graciela Vázquez García

 

Graciela buscó hacer sus prácticas en varias empresas de la región y solo una la aceptó pero fue tarde, ya que al no obtener respuesta buscó otras alternativas y como tenía contacto con otros estudiantes en su especialidad de otras universidades del país y Latinoamérica, uno le avisó que una empresa especializada en la fabricación de componentes de motores de avión, de la ciudad de Querétaro, aplicaría exámenes en México para reclutar personal, por lo que no lo dudó y acudió a la convocatoria, consiguiendo un lugar para sus prácticas y posteriormente fue contratada.

 

Ya en la empresa estudió un diplomado en cursos avanzados de Ingeniería, en donde entre otras cosas les capacitan altamente en actividades de liderazgo y fue entonces que decidió estudiar una maestría, solicitó la beca en el Conacyt, pero no fue seleccionada.

 

Su objetivo era claro, por lo que buscó otras opciones y aplicó directamente para las becas en The University of Birmingham, Edinburgh Napier University y en The University of Sheffield, pero se decidió por la última universidad, mediante la beca Chevening Award, que es por parte del Foreign Commonwealth Office, de Reino Unido.

 

El proceso fue muy difícil y estresante, requería de mucha preparación pues tan solo de México aplicaron 1,500 personas en varias especialidades. Después de varias eliminatorias finalmente fue una de las 53 personas elegidas, de candidatos de varios países.

 

Graciela sabe que ahora deberá mantener su alto nivel para concluir la maestría para especializarse en materiales aeroespaciales, que le permitirá evaluar esos elementos en condiciones extremas.

 

En una entrevista para El Siglo de Torreón, le preguntaron a Graciela ¿Qué les dice a los jóvenes que vienen detrás?, a lo que ella contestó: "Que no se cansen, que no dejen caer sus planes, que perseveren, que nadie dice que es un proceso sencillo, si fuera sencillo cualquiera lo haría. Nosotros en la carrera fuimos una generación que no nos íbamos a quedar sentados a esperar que obtuviéramos el título y reactivamos el programa para irnos a competir a otros estados. Tengo compañeros de la carrera y que son excepcionales en lo que están haciendo, Torreón tiene gente muy talentosa”.

 

¿Te das cuenta que cuando una puerta se cierra, otra se abre? Sin duda, historias como la de Graciela son fuente de motivación para seguir preparándonos y, a pesar de cualquier adversidad, lograr el cumplimiento de nuestros sueños.

 

Fuente: El Siglo de Torreón.