Muere Katherine Johnson, la ingeniera de la NASA que rompió barreras raciales y de género

Lunes, 24 de Febrero de 2020 (hace 4 meses)
Muere Katherine Johnson, la ingeniera de la NASA que rompió barreras raciales y de género

Dejando un gran legado, el día de hoy lunes 24 de febrero de 2020, Katherine Johnson, la ingeniera de la NASA que fue clave para la llegada del hombre a la Luna, muere a los 101 años.


Hoy rendimos tributo a Katherine Johnson, la mujer ingeniera que desafió las barreras raciales y de género y nos ayudó a llegar a la luna. Su legado continuará inspirando a las niñas y mujeres de todo el mundo a convertirse en mujeres en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

 

Hasta 2016, Katherine Johnson era una de esas heroínas invisibles de la historia. Fue la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés) la que anunció su fallecimiento.

 

Gracias a los cálculos de Katherine y sus compañeras, un estadounidense pudo darle por primera vez la vuelta a la Tierra desde el espacio y el hombre pudo llegar a la Luna.

 

Pero sobre todo, ella fue una de las primeras mujeres afroestadounidenses en trabajar como ingeniera en la NASA. Sin embargo, su labor fue desconocida durante años hasta que en 2016, cuando se estrenó la película "Hidden Figures" (Talentos ocultos, en español), fue que se conoció la verdadera dimensión del aporte de Johnson a la agencia espacial estadounidense.

 

Esto de debe a que, en una época donde ser mujer y científica en Estados Unidos ya presentaba sus propias dificultades, ella se enfrentaba además al desafío de ser afroamericana en un país en el que en muchos estados buscaban perpetuar la segregación entre blancos y negros con las llamadas leyes de Jim Crow.

 

Hoy, su muerte no ha pasado desapercibida. "La familia de NASA lamenta informar que Katherine Johnson murió esta mañana, a los 101 años de edad. Ella fue una heroína estadounidense y su legado pionero nunca será olvidado", se pudo leer en la cuenta de la agencia en Twitter.

 

Johnson fue condecorada por el presidente de EE.UU. Barack Obama con la medalla presidencial de la libertad, la máxima condecoración civil de ese país.

 

También recibió una conmovedora ovación a sus 98 años cuando salió al escenario de los premios Oscar de 2017, el año en que "Hidden Figures" fue nominada a mejor película.

 

 

 

Su legado

 

Su aporte a la NASA, junto al de otras mujeres afroestadounidenses como Dorothy Vaughan y Mary Jackson, fue vital en el rol de "calculadoras" humanas, que se encargaban de llevar a cabo las operaciones matemáticas necesarias para que el hombre pudiera incursionar en el espacio.

 

Estas calculadoras humanas se encargaban de las ecuaciones y describían cada una de las funciones de las aeronaves, pero no estaban involucradas en la totalidad del proyecto.

 

Hasta que Margot Lee Shetterly, escritora e hija de un investigador afroestadounidense del Centro de Investigación Langley de la NASA (LaRC) en Virginia, publicó un libro titulado "Hidden Figures" (traducido al español como "Talentos ocultos"), que detalla el trabajo de estas mujeres cuyos nombres no habían aparecido hasta entonces en las revistas académicas ni en los registros históricos.

 

Johnson fue pionera en su campo, después de trabajar durante más de 33 años y destacarse por su trabajo en las misiones Mercurio y Apolo, incluida la que concluyó con la llegada del hombre a la Luna en 1969.

 

Su labor fue la de calcular los trayectos de las naves, una labor que era realizada exclusivamente por blancos.

 

Una de las historias más destacadas sobre Johnson ocurrió en 1962, cuando el astronauta John Glenn, el primer estadounidense en orbitar la Tierra, insistió en que Johnson revisara los cálculos de su viaje alrededor del planeta.

 

"Él sabía que yo antes había hecho los cálculos de sus viajes y confiaba en mi trabajo", le dijo Johnson a diario The Washington Post en una entrevista en 2017.

 

Aunque ella siempre señalaba que "estaba demasiado concentrada en su trabajo para preocuparse por el racismo de la época", su trabajo fue fundamental para abrir las puertas a otras mujeres y a los afroestadounidenses dentro de la NASA.

 

"Ella sabía el peso que tenía sobre sus hombros por el solo hecho de ser negra. Pero no se sintió así. Ella se quitó ese peso y se dedicó a trabajar", explicó Margot Lee Shetterly, la escritora del libro en el que se basó la película que hizo famosa a Johnson más allá de los pasillos de la agencia espacial.

 

Katherine Johnson, mujer ingeniera

Imagen de Richie Pope

 

Descanse en paz, Katherine Johnson (1918 - 2020).

 

Gracias Katherine por dejar un camino más abierto para las futuras generaciones que siempre te recordarán por llevar a la humanidad a la luna y por ser más fuerte que el racismo y la discriminación de género.

 


Jiovanna Manríquez

Acerca de la autora

Jiovanna Manríquez

Hola, te saluda Jiovanna, fundadora de Mujer Ingeniera. Soy Ingeniera en Sistemas Computacionales egresada del Instituto Tecnológico de La Paz, en México.

¡Gracias por estar aquí! Me encanta compartir contigo experiencias que sólo se pueden vivir cuando una mujer decide transformar al mundo con ingeniería.

Sé que el mundo necesita más ingenieras. La ingeniería y la igualdad de género son vitales para alcanzar el desarrollo sostenible de nuestra sociedad y por ello, con todo mi cariño, compromiso y entusiasmo seguiré trabajando para aportar contenido de valor a nuestra comunidad y lograr que cada día seamos más las mujeres en ingeniería.

Mi blog, es tu blog. Si deseas compartir tu experiencia con más mujeres como nosotras, por favor no dudes en contactarme, aquí hay espacio para todas.


Qué nada te detenga,

Mujer Ingeniera