Mujer construyó su propia casa, siempre quiso ser Ingeniera Civil

Sábado, 12 de Septiembre de 2020 (hace 1 semana)
Mujer construyó su propia casa, siempre quiso ser Ingeniera Civil
Jiovanna Manríquez

Escrito por

Ing. Jiovanna Manríquez


La historia de Zamanzini se ha hecho viral en las redes sociales. Por la falta de recursos tuvo que dejar sus estudios de ingeniería, pero no por ello dejó de hacer lo que ama.


El poder de las redes sociales no deja de sorprendernos, nunca sabemos hasta donde puede llegar una publicación y cuánto puede impactar.

 

Un ejemplo de esto es la historia de Zamanzini Philisiwe Zungu, una joven mujer de 25 años que tras hacer una publicación en Facebook ha roto todo tipo de esquemas por lo que hace y desató la admiración de miles de usuarios de todo el mundo.

 

El pasado 15 de agosto, Zamanzini originaria de Pietermaritzburgo, Sudáfrica, publicó unas fotos dónde aparece ella mostrando sus habilidades en albañilería, construyendo parte de su casa con sus propias manos y sin ayuda.

 

 

La joven Zamanzini ama este tipo de trabajo, siempre quiso ser Ingeniera Civil.

 

Durante tres años, ella estudió Ingeniería Civil en el Umgungundlovu TVET College y amplió sus estudios con un Diploma Nacional de Educación Técnica Acreditado (NATED). 

 

Lamentablemente, en una entrevista para el Daily Sun dijo que tuvo que abandonar su carrera después de que su tía, que solía mantenerla económicamente, falleció.

 

“Luego de que murió mi tía, sabía que era el final del camino para mis estudios.”, dijo.

 

Al no poder continuar con su carrera, Zamanzini tuvo la idea de aprovechar sus conocimientos y habilidades, por lo que le pidió a sus padres que compraran material de construcción para ampliar su casa. Entonces, compraron algunos ladrillos y ella se dio a la tarea de comenzar a construir.

 

La joven ha recibido miles de reacciones positivas y felicitaciones. Incluso, luego de su publicación muchas personas le ofrecieron trabajo.

 

“La gente piensa que soy una constructora experimentada y quiere que construya para ellos”, dijo.

 

 

Con todo esto que ha pasado, ella se muestra motivada a seguir trabajando en lo que ama. 

 

“Voy a aceptar las ofertas de trabajo para recaudar fondos para volver a la escuela y contrataré a otras personas con experiencia para que me ayuden", expresó la joven.

 

“No quiero que la gente se queje después. Quiero que estén contentos con mi trabajo para que también puedan recomendar a otras personas ".

 

Michael, padre de Zamanzini, está orgulloso de su hija. “Ojalá tuviera los medios para apoyarla. Ella realmente ama lo que está haciendo ”, dijo.

 

“Me siento un fracaso por no poder ayudarla, pero ella es fuerte y una buena trabajadora. Como familia, lo estamos haciendo bien ".

 

¡Las redes sociales adoran esta historia! "Eres una inspiración para muchos de que puedes hacerlo" y “Estás dando un ejemplo a seguir. Bien hecho.", son algunos de los comentarios que se pueden leer en las publicaciones de Zamanzini.

 

En su país, no abundan las mujeres en esta profesión, pero ella se ha ido abriendo espacio con su trabajo y mientras construye su casa, construye esperanza para mujeres de todo el mundo que quieren cumplir sus sueños.


Jiovanna Manríquez

Acerca de la autora

Jiovanna Manríquez

Hola, te saluda Jiovanna, fundadora de Mujer Ingeniera. Soy Ingeniera en Sistemas Computacionales egresada del Instituto Tecnológico de La Paz, en México.

¡Gracias por estar aquí! Me encanta compartir contigo experiencias que sólo se pueden vivir cuando una mujer decide transformar al mundo con ingeniería.

Sé que el mundo necesita más ingenieras. La ingeniería y la igualdad de género son vitales para alcanzar el desarrollo sostenible de nuestra sociedad y por ello, con todo mi cariño, compromiso y entusiasmo seguiré trabajando para aportar contenido de valor a nuestra comunidad y lograr que cada día seamos más las mujeres en ingeniería.

Mi blog, es tu blog. Si deseas compartir tu experiencia con más mujeres como nosotras, por favor no dudes en contactarme, aquí hay espacio para todas.


Qué nada te detenga,

Mujer Ingeniera